CAMBIO CLIMÁTICO

¿Qué es y qué podemos hacer?

Cambio Climático. Hace años que oímos este fenómeno, hablamos de él, sale en las noticias, lo vemos en las películas… pero cada vez es más evidente la realidad de este problema y el impacto que está generando en la Tierra y en su ecosistema. ¿Pero qué es exactamente el Cambio Climático?

Cambio Climático es el nombre utilizado para referirse a la variación global del clima de la Tierra. A lo largo de la historia, el planeta ha sufrido diferentes cambios climáticos, todos ellos a causa de fenómenos naturales. Actualmente, estamos viviendo un nuevo cambio climático, pero esta vez, a consecuencia de la actividad humana.

Imagen manifestación por el Cambio Climático.

El Cambio Climático actual, es debido al calentamiento global, a causa del aumento de gases de efecto invernadero. 

 

En la atmósfera que envuelve nuestro planeta, hay una serie de gases que absorben y remiten el calor que emite la superficie de la Tierra, esto es un fenómeno natural y se conoce como efecto invernadero. Este efecto invernadero hace que la temperatura media del aire superficial del planeta sea de unos 15º, apto para la vida. Si no hubiera estos gases, el calor iría directamente al espacio y en la tierra haría mucho frío. 

Ahora bien, debido al aumento de gases de efecto invernadero (principalmente dióxido de carbono CO₂, vapor de agua, metano, óxido de nitrógeno, ozono y gases CFC), la atmósfera retiene demasiado calor, haciendo que la temperatura aumente y provocando el calentamiento global. Los expertos aseguran que la temperatura media de la Tierra, ha aumentado 1º en los últimos años (1,2º en Cataluña según el Servei Metorològic de Catalunya), y podría aumentar hasta 4,5º a finales de siglo, si no hacemos alguna cosa. Parece que por unos grados de más, no tenga que pasar nada… pero sus consecuencias pueden ser devastadoras.

¿De dónde provienen los gases de efecto invernadero?

Dióxido de carbono CO₂: Es el principal responsable del efecto invernadero. Este gas se libera en procesos naturales como la respiración o las erupciones volcánicas y sobretodo a través de actividades humanas como el transporte, la combustión de combustibles fósiles (carbon, petróleo y gas) o la producción de energia. Cuando se queman bosques y selvas, también se liberan grandes cantidades de CO₂, a demás, se destruyen muchos arboles que absorben CO₂ para convertirlo en oxígeno.

 

Vapor de agua: Es el gas más abudandte en la atmósfera y cuanta más temperadtura tenga el planeta, mayor cantidad de vapor de agua se generará. 

 

Metano: Es un gas de origen natural, resultado de la ganadería, la descomposición de excrementos de animales y humanos, la agricultura ) especialmente el cultivo de arroz) o los vertederos.

 

Oxido de Nitrógeno: Aparece de forma natural por la acción de bacterias en la tierra. Se ha incrementado a causa del usos de fertilizantes químicos y de la combustión de carburantes.

 

Ozono: Se encuentra a gran altura en la atmósfera y forma la capa de ozono que protege la Tierra de la radiaciones solares ultravioletas. En cambio, el ozono en la superficie de la Tierra, es muy contaminante cuando la luz del Sol reacciona con la contaminación de las industrias y vehículos. Este gas contribuye a formar la niebla fotoquímica y potencia el efecto invernadero. El ozono que está en la superficie de la Tierra no se eleva para reforzar la capa de ozono.

 

Gases CFC: Se utilizan en los sistemas de aire condicionado, disolventes, aerosoles, algunos corchos sintéticos y algunos refrigeradores. Estos gases tienen un efecto invernadero muy potente y destruyen la capa de ozono.

Consecuencias del Cambio Climático

Las consecuencias del Cambio Climático pueden ser muy graves si no reducimos drásticamente la dependencia de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, muchos de sus impactos ya empiezan a ser perceptibles y evidentes (como el aumento de la temperatura o el deshielo de glaciares) y pueden ir en aumento. Algunas consecuencias son: 

Imagen manifestación por el Cambio Climático.

– Aumento de la temperatura global (de 1,5º a 4,8º).

 

– El deshielo progresivo de masas glaciares, como las del Ártico o glaciares como los de los Pirineos. 

 

– Subida del nivel del mar debido al deshilo, provocando la desaparición de playas y zonas costeras. El mar de las costas catalanas ha subido 10cm en los últimos 30 años, de los cuales 7cm en los últimos 10 años. 

 

– Irregularidad en las lluvias y escasez de agua.

 

– Daños y cambios en los cultivos, cosechas y producción alimentaria.

 

– Sequías, desertización y aumento de incendios. 

 

– Riesgos para la salud (olas de calor y frío, contaminación, enfermedades).

 

– Fenómenos meteorológicos extremos como tormentas, inundaciones inesperadas y huracanes. También en sitios no habituales.

 

– Pérdida de biodiversidad (plantas, animales, especies marinas, etc).

Todas estas consecuencias afectan en todos los niveles: medioambiental, político, económico y social (aumento de la pobreza, migraciones, problemas en la alimentación, escasez de agua, cambios en el turismo, daños a causa de fenómenos meteorológicos extremos, etc). Además, si le sumamos la contaminación, el exceso de residuos, el problema de los plásticos en mares y océanos, el agujero en la capa de ozono (que nos protege de los rayos solares perjudiciales), la deforestación, las especies en peligro de extinción, etc, está claro, que ha llegado el momento de hacer alguna cosa. 

By @anniespratt

¿Qué podemos hacer para ayudar?

Ayudar al medio ambiente está en nuestras manos, así que, aquí van algunas de las cosas que podemos hacer en nuestro día a día, para ayudar en la lucha contra el Cambio Climático: 

– Utilizar el transporte público, ir en bicicleta o a pie.

 

– Reducir, reutilizar y reciclar: Comprar aquello que realmente necesitemos. Intentar evitar los envases y bolsas de un solo uso (comprar con nuestra propias bolsas y a granel). Separar y reciclar los residuos que podamos generar y reparar y reutilizar todo lo que podamos. 

 

– Comprar productos y alimentos de temporada y de proximidad: de esta forma evitamos largos transportes de productos y alimentos y favorecemos una economía de proximidad. 

 

– Consumir menos carne y más alimentos de origen vegetal. 

 

– Consumir alimentos ecológicos y naturales.

 

– Evitar los plásticos y los aerosoles (como los sprays).

 

– Imprimir menos y utilizar papel reciclado o con etiqueta FSC. 

 

– Utilizar bombillas y aparatos de bajo consumo y con eficiencia energética. 

 

– Tener el aire condicionado y la calefacción a temperaturas moderadas.

 

– Ahorrar agua y energía: cerrar el grifo, duchas cortas, apagar las luces y los aparatos cuando no los usemos, tender la ropa, etc.

 

– Comprar a empresas y marcas sostenibles y éticas.

 

– Tener cura del entorno.

 

– Apostar por energías renovables y proyectos ecológicos.

 

– Dar soporte a asociaciones e iniciativas sostenibles para que los gobiernos tomen medidas contra el Cambio Climático.

Ya debes haber oído el movimiento #FridaysforFuture empezado por la joven @GretaThunberg. Greta empezó haciendo huelga escolar cada viernes para pedir al gobierno acciones para combatir el Cambio Climático, y esta acción, se ha extendido por todo el mundo. Cada viernes, se hacen huelgas estudiantiles y manifestaciones de todas las edades por todo el mundo, para que los gobiernos e instituciones tomen medidas contra el Cambio Climático. 

El Cambio Climático es la amenaza más grande a la que se afronta la humanidad,  ya se habla de Emergencia Climática. Así que, necesitamos que cada uno de nosotros colabore y ponga su granito de arena. 

Mejorando pequeñas cosas y haciendo pequeños gestos, se crean grandes cambios. Te sumas?

Carla Amat

Imágenes: Unsplash
Fuentes: meteo.cat i greenpeace.org
No hay comentarios

Deja un comentario