Básicos para una compra sin residuos

Nuestros 6 básicos para una compra sostenible

Este mes de julio es el #juliosinplastico pero lo más importante, es adquirir unos buenos hábitos para reducir los residuos y ayudar el planeta, durante toodo el año.

 

Cuando vamos a hacer la compra, hay muchas cosas que podemos hacer para generar menos residuos. Así que aquí tienes, nuestros 6 básicos para una compra sin residuos. Recuerda, el mejor residuo es el que no se genera.

1. Bolsas de malla o rejilla para la fruta y la verdura: ¡Son super practicas! Además, también las puedes usar para guardar los alimentos, ya que al ser de malla transpiran. Encontrarás de diferentes tipos: de algodón, sintéticas, de yute… se trata de escoger las que te sean más prácticas.

Bolsas de rejilla de yute, sintética y algodón

2. Bolsas de algodón para comprar a granel: Ten una cuantas bolsitas de diferentes tamaños, para ir a comprar a granel. Son ideales para los frutos secos, semillas, arroz, pasta, etc. Te recomiendo que sean bolsas de algodón orgánico, pero cualquiera que tengas por casa servirá. También puedes probar de hacerlas tu misma, con alguna sábana o camiseta vieja. Una vez en casa, mejor sacar los alimentos de las bolsas de algodón y guardarlos en tarros de vidrio, ya que se conservan mucho mejor. También puedes ir a comprar directamente con los tarros de vidrio.

3. Tarros de vidrio: Para alimentos o productos que manchen, como por ejemplo, las especias, o productos húmedos (aceitunas, yogurt, jabón, etc). Puedes reutilizar botes y tarros de conservas de alimentos. ¡Le quitas la etiqueta y listo! En la tienda te pesarán los botes antes (para calcular su peso, Tara) y después ya los podrás rellenar. Y como ya hemos dicho, también nos servirán para guardar los alimentos.

4. Tuppers: Para comprar legumbres cocidas, pescado, queso, carne, hamburguesas veggies… Pide en la tienda que te lo pongan dentro de tu tupper. ¡Que no te de vergüenza, estarán encantados!

5. Bolsa de algodón para el pan: Utiliza una bolsa de algodón para ir a comprar el pan. ¡Sí, sí, como se hacía antes! Hay de monísimas y de diferentes tamaños: para hogazas, baguettes, panecillos, etc. Como por ejemplo, las bolsas Verdonce. Además, el pan se conserva más fresco dentro de la bolsa.

6. Bolsas de tela grandes: Lleva siempre encima un par de bolsas grandes, tipo shopping bag o tote bag. Las puedes utilizar para ir a comprar (alimentos, productos de higienes, ropa, etc.) o para llevar todo lo que necesites. ¡Siempre va bien llevarlas en el bolso! Encontrarás de super bonitas y que combinen con tu estilo, porque se convertirá en una pieza más de tu outfit.

La mayoría de alimentos los podemos encontrará en las fruterías, tiendas locales, tiendas de productos a granel y ecológicos, etc. Pero hay alimentos, que quizás no los encontramos a granel. En este caso, evita los sobre envasados y escoge envases que sean de vidrio (que después podrás reutilizar y usar para ir a comprar o guardar los alimentos), biodegradables, de papel o cartón, aluminio o plástico 100% reciclable. Reutilízalos siempre que sea posible y recíclalos al contenedor adecuado. Pliégalos bien, para que ocupen el mínimo espacio y separa los materiales. Por ejemplo, un bote de vidrio: la etiqueta al papel, la tapa a los envases y el vidrio al vidrio.

 

Realizar una compra sin residuos es posible, pero a veces, pueden parecer demasiadas cosas, mucho tiempo, o difícil… se trata de empezar por lo que te sea más práctico y fácil, a tu ritmo. Y poco a poco, ir incorporando nuevos hábitos. Te animo a empezar, porque la satisfacción de reducir residuos y ayudar al planeta, en nuestro día a día, es muy guay. ¿Nos cuentas tu experiencia?

Carla Amat

No hay comentarios

Deja un comentario